Jurados

<< Volver

LEVITT, MICHAEL

Premio Nobel de Química 2013 Protección del Medio Ambiente 2019

Nació el 9 de mayo 1947 en Pretoria, Suráfrica, en el seno de una familia judía. Cursó estudios en el Kings College de Londres, graduándose con un Bachillerato en Ciencias. Licenciado en Física en 1967 por la Universidad de Cambridge, Reino Unido, después pasó a trabajar en Gonville y Caius College, consiguiendo el doctorado en Biología Computacional en 1972. Profesor de Biología en la Escuela Universitaria de Medicina de Stanford, California, EE. UU. Fue de los primeros investigadores que desarrolló un programa de simulación para analizar la síntesis de proteínas a partir del ADN, desarrollando el primer software para este fin. Reconocido por el desarrollo de métodos para predecir las estructuras macromoleculares. El 9 de octubre de 2013 Michael Levitt fue galardonado con el Premio Nobel de Química, junto con Martin Karplus y Arieh Warshel por sentar las bases, en los años setenta, de los potentes modelos informáticos que permiten comprender y predecir los sistemas químicos complejos. "Estos modelos son un espejo de la vida real y se convirtieron en cruciales para la química actual más avanzada", según la Real Academia Sueca de Ciencias". Además de las utilidades prácticas, la simulación de procesos químicos ayudaría, entre otros, a estudiar cómo crear nuevos materiales o fármacos. Otra aplicación sería, por ejemplo, utilizar la informática para conocer las distintas maneras en las que puede crecer una célula solar y cuál de los organismos resultantes sería el más eficiente captando luz, lo que podría usarse para generar electricidad. Levitt es el padre de la llamada biología computacional, y su aportación al trabajo se basó en la creación del marco teórico y conceptual en el que se basan dichos programas. Además, desarrolló los primeros modelos de grandes complejos macromoleculares. Levitt es ciudadano estadounidense, británico e israelí (el sexto israelí en ganar el Premio Nobel de Química en menos de una década).

Aplicaciones sociales de sus estudios

Su trabajo en los años 70, permitió la creación de los programas informáticos que se utilizan para comprender determinados procesos químicos. Sus métodos informáticos permiten desarrollar reacciones químicas virtuales que en la naturaleza pasan en fracciones de segundo y permiten detener el proceso para estudiar las moléculas que se forman, eliminando la necesidad de hacer un experimento clásico de laboratorio. A su vez, la posibilidad de plantear un proceso químico y comprobar rápidamente los diferentes resultados permite resolver hipótesis y hacer predicciones fácilmente.

Galería